10 consejos para mejorar la salud del corazón

heart-health-dayDebido a que cada año las enfermedades cardiovasculares (al corazón y apoplejía) cobran la vida de 17.3 millones de personas, en el año 2000 se fundó el Día Mundial del Corazón para concientizar a personas en todo el mundo a mejorar la salud de su corazón. Este año, con motivo del Día Mundial del Corazón (que se celebró el 29 de septiembre), te estamos compartiendo 10 consejos sobre lo que puedes hacer para mejorar la salud de tu corazón.

  1. Deja de fumar. Los fumadores tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Los estudios han demostrado que los fumadores tienen de 2 a 4 veces mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral, entre otros problemas de salud graves. Una vez que dejas de fumar, el riesgo de un ataque al corazón se reduce y después de un año el riesgo de enfermedad cardiovascular se reduce a la mitad.
  2. Mantente activo. La Asociación Americana del Corazón recomienda al menos 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada todos los días. Al hacer que tu corazón bombee más fuerte con el ejercicio, empujará la sangre con eficacia por todo el cuerpo, ayudando a que las células reciban el oxígeno que necesitan.
  3. Controla tu estrés. El estrés puede tener un impacto negativo en tu corazón y el resto del cuerpo. El estrés crónico pone a tu cuerpo en alerta máxima, acelerando tu ritmo cardíaco y elevando tu presión arterial. Encuentra maneras de eliminar el estrés a través de los pensamientos positivos, la meditación, el ejercicio, el desconectarte de alguna situación estresante, o lo que sea que te ayude a relajarte.
  4. Conoce los “números” de tu corazón. Actúa preventivamente en la salud del corazón conociendo los números de tu HDL (colesterol bueno), LDL (colesterol malo), triglicéridos, presión arterial, peso y tu IMC (índice de masa corporal). Si sabes dónde estás en términos de salud, puedes comenzar a tomar mejores decisiones para una vida más larga y saludable.
  5. Reduce el consumo de sal. Baja tu presión arterial reduciendo la ingestión diaria de sal. Cocina con hierbas en lugar de sal y toma un momento para leer las etiquetas de los alimentos para ver exactamente cuánto sodio tienen los alimentos preparados (los números pueden sorprenderte). Los Profesionales de la Salud sugieren menos de 2.3 gramos (alrededor de una cucharadita) de sal por día.
  6. Medita. Independientemente de la técnica de meditación que uses, la meditación puede ser una excelente práctica para calmar la mente y reducir el estrés. Toma de 5 a 10 minutos para cerrar los ojos, centrarte en tu respiración, y permitir que pasa el estrés del momento.
  7. Come pescado. El pescado, como el salmón y las anchoas, está cargado de ácidos grasos omega-3, lo que ha demostrado reducir la presión arterial y mejorar la función de los vasos sanguíneos. Si no comes pescado, también puedes comer la cantidad recomendada de omega-3 de ciertos aceites vegetales, frutos secos (las nueces, en particular), de las semillas de linaza, el aceite de linaza, y las verduras de hoja verde.
  8. Sal con amigos. Los amigos cercanos pueden tener un efecto positivo en nuestro estado mental y también en nuestra salud en general. Las personas con conexiones más fuertes con amigos, familia o su comunidad tienen menos problemas cardiovasculares y tienden a sentirse más relajadas y en paz. Sin embargo, hay algunas amistades que pueden ser fuente de mucho estrés, por lo que es importante elegir a tus amigos con cuidado.
  9. Reduce el consumo de azúcar. El azúcar es altamente adictiva y puede causar ataques cardiacos, obesidad, diabetes tipo 2, cáncer, y en los Estados Unidos es la principal causa de insuficiencia hepática. Cada año, el estadounidense promedio consume 152 libras de azúcar. Protege tu corazón y mejora tu salud reduciendo tu consumo de azúcar. La Asociación Americana del Corazón recomienda no añadir más de 5 a 7.5% de azúcar a nuestra dieta diaria.
  10. Duerme. Las personas que duermen menos de 7 horas por noche tienen más riesgo de mayor presión arterial y niveles altos de cortisol, la hormona del estrés que puede conducir a la acumulación de placa arterial. Mejora tu sueño al evitar tomar cafeína por la tarde, y desarrolla un periodo para relajarte justo antes de irte a acostar. Esto puede incluir tomar un baño, leer un libro relajador, y/o meditar antes de irte a dormir.

Hay muchas maneras de vivir una vida que sea saludable para el corazón. Anima a otros a participar contigo, creando un grupo de apoyo, donde todos se establezcan metas específicas para el corazón y puedan mejorar su salud. Tienes todo un año para prepararte… ¡mejora tus “números” y celebra el día del corazón el año próximo!

About The Author

Related Posts